Peligros navideños para perros y gatos | Productos para mascotas y animales Animal Trust Shop
Informacion

Peligros navideños para perros y gatos.

Llega la navidad, tiempo de reunirse con la familia. Como cada año, es un periodo en el que cambian muchos hábitos que no suelen ocurrir a lo largo del año. Adornamos nuestros hogares, con todo tipo de plantas, figuras, luces, tiras navideñas, además cambiamos lo hábitos de consumo, polvorones, turrones, bombones. También es tiempo de cocinar más en casa y a veces, nos olvidamos que una mascota o varias andan sueltas por casa, al acecho de cualquier descuido que podamos tener, para hacerse con el botín.

Peligros más comunes para nuestras mascotas.

La grandeza de una nación y su progreso moral pueden ser juzgados según la forma en que tratan a sus animales”. Mahatma Ghandi

  • Flor de pascua, muérdago, acebo, abeto.
    • Las tres primeras en pequeñas cantidades, producen síntomas gastrointestinales, como vómitos y diarreas, provocados por la reacción inflamatoria que ocurre a lo largo del aparato digestivo. En grandes cantidades de estas plantas, pueden además provocar signos clínicos neurológicos, como excitación, dilatación pupilar, hiper salivación, en casos graves pueden incluso provocarles un shock.
    • Los riegos del abeto son posibles perforaciones o laceraciones en el aparato digestivo, por la morfología que tiene la hoja del abeto, en forma de lanza. Además de provocar diarreas, vómitos, etc.
  • Ingesta de alimentos prohibidos.
    • Chocolate, cebolla, aguacate, uvas, pasas, lácteos, semillas de algunas frutas, huesos. Los huesos de pollo, que utilizamos para hacer las sopas típicas navideñas, pueden provocar laceraciones a nivel esofágico e intestinal. Con los huesos podemos provocar obstrucción intestinal en alguna de las diferentes válvulas, o impactaciones en los últimos tramos del aparato digestivo. Con el chocolate, uvas, pasas y semillas de algunas frutas el cuadro puede ser digestivo o en los peores casos neurológico, siendo una urgencia veterinaria. En el caso de la cebolla, una pequeña dosis no produce apenas efecto, una cantidad media/alta de cebolla desencadena una deficiencia en la formación de células sanguíneas o anemia.
  • Ingesta excesiva.
    • Otro problema muy frecuente en clínica veterinaria. A veces olvidamos que una mascota de unos 10 kg aproximadamente, tienen un estómago con 6 u 7 veces menos de capacidad que una persona corriente de unos 70 kg de peso. Además las mascotas, normalmente, están acostumbrados a comer una variedad más baja de alimentos, luego su flora bacteriana esta menos adaptada a cambios bruscos de alimentación. Como consecuencia acuden a clínica con cuadros de diarreas, vómitos, dolor abdominal, apatía.
  • Uso de pirotecnia.
    • En estos casos, si no podemos evitarlos, se recomienda el uso de transportines para que tengan sitio que haga efecto “madriguera” donde pueda sentirse seguro, o lugar de la casa preparado con mayor insonorización, premedicación previa a la exposición o durante una crisis de pánico. Además del uso de juguetes con comida y otros estímulos externos que desvíen la atención.

Acude a tu veterinario de confianza ante cualquier problema de salud, consulta con un etólogo o profesional en corrección de conductas animales, como gestionar las fobias y problemas psicológicos de tu mascota.

Un saludo a todos, ¡nos vemos en el próximo post!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad